Hombre con síndrome de Down murió tras recibir varios tiros de escopeta en zona rural de Tierralta

1218

Tierralta. La familia López Martínez llora la desaparición de su hijo Éder Luis López Martínez, de 37 años, quien era un hombre con capacidades diferentes, ya que nació con síndrome de Dowm y murió trágicamente el miércoles 31 de agosto.

López Martínez, residía junto a su familia en la vereda Quimarí Medio, jurisdicción del corregimiento de Villa Providencia, cuando fue alcanzado por un tiro de escopeta en la espalda, cuando se encontraba en la Finca Los Mangos.

Según afirmó Isidro López, hermano de la víctima, la finca donde ellos viven no cuenta con energía eléctrica, por lo que le pidieron a su hermano Éder que fuera hasta la finca vecina, llamada Los Mangos, a cargar un teléfono celular.

En esa finca los administradores o propietarios tienen un joven que es miembro de la familia y ese día llegó porque un ave de rapiña se estaba comiendo los pollos y su objetivo era matar al animal para salvar a los pollos.

Justo cuando Éder Luis estaba en la finca hizo su arribo el ave de rapiña, lo que obligó al joven a tomar una escopeta para matar al animal, en ese momento, no se sabe cómo, si el joven se cayó y la escopeta se le disparó o si Éder Luis se atravesó al momento de disparar. Como resultado del hecho, Éder Luis fue impactado por tres perdigones, dos en la espalda y uno en el brazo.

Mal herido fue trasladado en una motocicleta por las personas de la finca al hospital del municipio. De ahí, al ver su delicado estado de salud, fue remitido hasta el Hospital San Jerónimo de Montería, pero nada pudieron hacer los médicos, horas después Éder Luis falleció.

Al dolor de la familia por su fallecimiento, se le sumó otro dolor: el tema de definir quién haría la inspección técnica del cadáver en la morgue del hospital. La Sijín decía que debía ser el CTI y estos que eran los otros, en fin, hasta el jueves 1º de agosto, a las 10:00 de la mañana, le hicieron la inspección judicial.

Pero eso no fue todo, faltaba el ‘florero de Llorente’, este capítulo estaría a cargo de Medicina Legal. Según esa institución, el jueves no tenían médico para necropsia, por lo que el cadáver solo fue entregado el viernes 2 de agosto, en horas de la tarde. Lo mismo sucedió el fin de semana p asado en esta entidad, que no hicieron necropsia el domingo porque las neveras estaban dañadas y solo el día lunes entregaron los cadáveres en avanzado estado de descomposición, hasta el punto que los familiares tuvieron que enterrar a sus muertos con ataúdes sellados.